Entrevista a Marcos Marín

Hoy nos sentamos a charlar largo y tendido con Marcos Marín sobre ciclismo femenino. Puede que muchos no le conozcáis pero Marcos Marín, a pesar de su juventud, es una de esas voces capacitadas para hablar de ciclismo femenino que tanto conoce.

Actualmente Marcos Marín es responsable de comunicación de Bizkaia-Durango, miembro del departamento de prensa del Aitor Hernández Team y colaborador ocasional de CiclismoFem - ElPeloton.net.

Pero si algo caracteriza a Marcos es su entrega, dedicación y profesionalidad con la que trata todos los temas que pasan por sus manos, la gran mayoría del ciclismo femenino. Uno que ha tenido el placer de compartir muchas mañana en las carreras de ciclocross de la Comunidad de Madrid se da cuenta del valor que tiene este joven apasionado del ciclismo. Corriendo sin descanso en busca de las mejores imágenes para sus impresionantes vídeos. En busca de entrevistas a todas las protagonistas de la carrera. Un verdadero ejemplo para muchos de como hacer las cosas bien.


¿Por qué el ciclismo femenino?
Por espectáculo, impredictibilidad y pasión que le ponen las corredoras. Y cada vez más. Con la cantidad de «palos en las ruedas» que se les ponen, ellas siguen ahí, peleando por su deporte cada semana, demostrando en las carreras que merecen su hueco. Y como a mí me gusta pelear por —valga la redundancia— lo que me gusta, me encanta ver cómo ellas luchan por su forma de vida, y por ello hay que apoyarlas.

¿Desde cuándo te viene esta pasión?
Creo que la primera vez que me interesé de verdad en el ciclismo femenino fue viendo por la tele el Mundial júnior femenino de 2011, el de Copenhague. Me impresionó muchísimo el trabajo de la cuarteta española (Lourdes Oyarbide, Sheyla Gutiérrez, Irene Usabiaga y Elena Lloret), y me fascinó el esprint de Sheyla, a la que con 100 metros de carrera menos habríamos visto de arcoíris (aunque ya la veremos, ya…). Eso sí: fue brutal cómo ganó Lucy Garner, me hice fan absoluto suyo desde ese día (¡y por fin se lo pude decir en persona hace unos meses en la Madrid Challenge by La Vuelta!).

A pesar de tu juventud, tienes un gran conocimiento del ciclismo femenino tanto nacional como internacional… ¿cuál es el verdadero estado de salud del ciclismo de España?
La salud del ciclismo femenino español se podría definir como «progresa adecuadamente». Las féminas de aquí tienen más nivel del que están pudiendo demostrar, aunque por suerte últimamente vamos viendo algunos brotes verdes. Ahora mismo hay dos equipos UCI con licencia española con buen calendario internacional, y creo que precisamente la continuidad en el trabajo de los dos equipos (Bizkaia-Durango es equipo internacional desde 2004, no lo olvidemos) es uno de los factores que hace que cada año puedan pasar tantas corredoras desde juveniles a equipos UCI, pudiendo curtirse no solo con las mejores de España sino también con las mejores del mundo. Y es también lo que permite que ahora haya cuatro ciclistas españolas en equipos UCI: se lo han ganado por méritos propios, a base de demostrar en las carreras que pueden pelear de tú a tú con las de fuera.

¿Qué cosas crees que se podrían cambiar que mejorarían el nivel de las ciclistas españolas?
Un punto muy importante sería que la RFEC trabajara más con las corredoras desde la base. Por supuesto, desde que Cristina San Emeterio empezó a ser coordinadora de ciclismo femenino de la Federación, esto es algo que se ha mejorado mucho, porque Cristina es alguien a quien realmente le apasiona el ciclismo femenino. Hace falta más gente así y menos corbatas. Porque alguien que no se pringa, alguien desde un despacho, toma decisiones que llevan a que, por ejemplo, la selección nacional solo compita cuando estamos en ciclo olímpico, como ahora. Espero que «los de arriba» no vuelvan a sacar la excusa del presupuesto una vez pasen los Juegos de Río: la selección debe seguir compitiendo internacionalmente en 2017, y si no es que estamos queriendo ganar diplomas olímpicos sin ni siquiera ser capaces de apoyar a las corredoras para que ganen en pruebas 1.2 UCI.

Hace un tiempo surgió, principalmente del ciclocross, un movimiento por la igualdad total entre mujeres y hombres dentro del ciclismo ¿Estás de acuerdo con todas las cuestiones que plantean? ¿Qué te parece este movimiento y su evolución durante este tiempo?
Aunque no estoy de acuerdo en todo lo que el movimiento propone, como algunas cosas sobre la categoría sub-23, creo que está muy bien que las ciclistas se unan y consigan arrastrar con ellas a mucha gente más del ciclismo, porque gracias a esto se les ha dado una visibilidad mayor. Y no solo eso, sino que han conseguido verdaderos resultados, como la igualación de los premios en los primeros puestos de la Copa de España de ciclocrós, algo que era vital lograr. Así que chapó por todas, pero sobre todo por Mónica Carrascosa, la cabeza más visible del asunto.

¿Por qué dices que la categoría perdida del ciclismo femenino es la categoría junior? Explicanos…
Bueno, más que del ciclismo femenino en general, lo es del ciclocrós. Quiero decir: es una categoría completamente inexistente a efectos UCI, pese a que casi todos los países la adoptan para las pruebas nacionales. Ahora la UCI ha querido hacer un gesto incluyendo la categoría sub-23 en el Mundial (a semejanza de lo hecho por la UEC en el Europeo hace dos años), pero ¿de qué vale la categoría sub-23, si el salto es mayor de juveniles a sub-23 que de sub-23 a élites? Si querían añadir una categoría, que por supuesto había que hacerlo, tenía que haber sido la juvenil. Hacerlo así es dejar las cosas a medias, y condenar a las féminas juveniles a puestos muy traseros si se atreven a (y les dejan) correr. Pongo el ejemplo de Irene Trabazo: una corredora de su nivel, que ha estado corriendo en Copa del Mundo, habría hecho un espectacular Mundial júnior. Al no haber categoría júnior, la RFEC decidió dejarla en casa de cara al Mundial sub-23 (lo cual entiendo pero no comparto). Por eso, las corredoras de 17 y 18 años son la categoría perdida.

En tu opinión… ¿cuál es la mejor ciclista española en la actualidad?
Para mí, ahora mismo, Sheyla Gutiérrez. Es una garantía en la carretera, ha sido la que más alto ha llegado últimamente y es la que debe ser la baza nacional para los Mundiales en los próximos años. No solo por calidad, que es —como le gusta a ella— infinita, sino también por la forma de correr, con desparpajo, sin miedo en las mejores carreras. Y cuidado con ella como se tome un poco más en serio aún la pista, que ya se ha reivindicado como rodadora varias veces.

A nivel internacional parece que Pauline Ferrand-Prevot está un paso por delante de las demás ¿crees que puede llegar al dominio que tuvo hace años Marianne Vos?
Qué raro que me preguntes tú por Pauline, ¿no? ¡Jajaja! Es extremadamente difícil que alguien alcance el nivel que tuvo Vos, básicamente porque el nivel medio del ciclismo femenino mundial ha crecido de forma brutal en los últimos tres años. Hay cada vez más corredoras que pueden estar en la pelea por cualquier carrera, y si hay que hablar de una dominadora (en carretera), ahora mismo esa es Anna van der Breggen. Pero las cosas son mucho más cambiantes que hace unos años y la definición de «dominadora» no puede ser la misma que lo era entonces.

¿Tienes alguna «ídola»?
Bueno, realmente todas las que compiten… Pero sin duda mi ídola absoluta es Emma Johansson. Este año va a ser su última temporada compitiendo, y muchos soñamos con que consiga el oro olímpico de Río. Dijo hace unos días que si no fuera porque le queda eso pendiente, se habría retirado antes… Emma me encanta por cómo fue capaz de neutralizar un poco a Vos en sus mejores momentos, por su pasado en Bizkaia-Durango (el primer equipo UCI en que estuvo, que nunca se nos olvide eso) y porque cuando la conocí en la Euskal Emakumeen Bira fue más maja imposible. Y tiene una cabeza espectacular… Es sueca y habla (aparte de sueco) inglés, castellano, neerlandés y algo de euskera. Fascinante. Por cierto, que en IKEA venden una lámpara con el nombre del pueblo en que nació Emma: Sollefteå.

¿Qué joven ciclista española crees que tiene mayor proyección en un futuro a corto-medio plazo? Esa joven perla que todo el mundo anhela…
Bueno, hay que recordar que la mayoría de las grandes corredoras nacionales son todavía sub-23, así que son muy jóvenes: Sheyla Gutiérrez, Lourdes Oyarbide, Eider Merino… Si tiramos un poco más hacia abajo, a las que acaban de subir desde juveniles, hay dos ciclistas como María Calderón y Rocío García con muchísima proyección, y de las que no me cabe duda que veremos en unos años delante en carreras internacionales. Y más hacia abajo… ¡es que hay tantísimas! Tiempo al tiempo; con el trabajo duro que hacen, los resultados llegarán.

¿Y tu ojito derecho dentro del pelotón nacional? ¿Con quién te llevas mejor?
Mi ojito derecho es la salmantina Julia Rodríguez, que fue una de las primeras personas a las que conocí en el ciclismo y desde entonces no me ha fallado nunca. Es una gran amiga. Y tiene una calidad brutal encima de la bici, como demostró en 2014. Estuvo casi todo 2015 lesionada, pero sé de sobra que este año, ya recuperada, va a ser clave en su nuevo equipo (Baqué-Campos). Y lo digo objetivamente, porque si esto lo dijera subjetivamente, creo que la pondría ya mismo vestida de arcoíris o algo ;-)

Hablamos un poco del ciclocross que tanto de gusta ;) ¿Cuál ha sido la carrera más bonita que has visto esta temporada?
Me gusta lo de «has visto», porque gracias a SenderosRojos.com muchos hemos podido VER muchas más carreras de las que de otra forma habríamos podido hacerlo. De todas formas, e igual lo digo por haberla podido disfrutar en persona, la prueba élite masculina de Ormaiztegi fue todo un espectáculo. Por recorrido, por climatología, porque las carreras en Euskadi son otro mundo y porque Aitor Hernández, Javier Ruiz de Larrinaga e Ismael Esteban hicieron un carrerón precioso. Y ganó Aitor, ¡así que alegría doble para mí!

¿Qué circuito nacional es el que más te gusta? ¿Y el más completo?
Realmente no me veo capacitado para responder a esto, porque fuera de la Comunidad de Madrid solo conozco en persona el de Ormaiztegi… Además, por mucho que desde detrás de las cintas opinemos, son las corredoras y los corredores quienes conocen cómo es cada circuito en realidad.

En contexto internacional ¿cómo has visto la pasado Copa del Mundo? Muchas alternativas y sin una gran dominadora clara…
Sin una dominadora clara, sí, pero creo que todos teníamos claro desde el principio que Sanne Cant iba a ganarla. Es la mejor ciclocrosista del mundo (y además es ciclocrosista pura), y tiene un estilo muy «belga», en cuanto a calendario: «gana cuanto puedas y cuando puedas». Claro, que eso luego le pasa factura y llega todos los años al Mundial como llega, pero no creo que vaya a cambiar su estilo para conseguir el arcoíris. Volviendo a la Copa del Mundo, alegra ver que cinco corredoras han conseguido ganar (en siete carreras): es una prueba más de lo que he dicho antes, que el nivel medio del ciclismo femenino crece cada año.

Y respecto al Mundial, ¿la victoria de Thalita de Jong fue una relativa sorpresa? ¿Hubieras apostado por ella?
No fue sorpresa, pero tampoco habría apostado por ella. Estamos hablando de la campeona de los Países Bajos, una ciclista que esta temporada ha conseguido seis victorias más aparte del Mundial de Zolder. Le gusta mucho el ciclocrós, y de hecho en la 2014-15 no pudo competir por una lesión…

Esta temporada se ha visto una evolución de las ciclistas españolas que han apostado por correr Copas del Mundo y carreras internacionales ¿Qué valoración podrías hacer del rendimiento de las ciclistas españolas esta temporada en el ciclocross?
El rendimiento es el máximo al que han podido aspirar esta temporada. No me cabe duda de que tanto Aida Nuño como las hermanas González Blanco van a seguir progresando los próximos años, pero es un poco (muy) triste que la RFEC no reaccione hasta que no le queda otro remedio. Con sus propios medios, estas tres asturianas han alcanzado niveles que no había tenido el ciclocrós español en tiempo. Y es ahora cuando la Federación dice que hay que seguir apostando por la disciplina. Quienes han apostado por ella en años anteriores han conseguido resultados, pero por desgracia peores que lo que habrían sido con implicación de todos los agentes. Así que hay que aplaudir lo que hacen las que salen a correr fuera (y no solo hablo de esas tres, hablo también de una a la que he mencionado antes, Irene Trabazo), y hay que pedir a la RFEC que haga lo que haría por cualquier otra disciplina.

¿Dónde te ves dentro de 5 o 10 años? ¿Quieres seguir apostando por el ciclismo femenino de forma más en serio o te lo tomas como un “hobby”?
Me veo donde el ciclismo femenino me lleve, ¿no? Es un hobby en la medida en que es algo con lo que lo paso genial y con lo que, parezca mentira o no, aprendo cosas no solo del ciclismo, sino de la vida. Así que el objetivo no es otro que pasármelo bien y hacer lo poquito que puedo hacer por este deporte, que tanto me gusta.

¿Has contado los km que has hecho esta temporada corriendo de un lado para otro grabando las carreras femeninas?
¡Jajaja! Creo que algún año tendré que activar Strava o algo por el estilo mientras hago los vídeos de las carreras… ¿Pero y lo bien que lo paso haciendo el idiota? :)

Muchas gracias Marcos y desde Rueda Lenticular te damos las gracias por tu apoyo incondicional al ciclismo femenino.
Muchas gracias a ti por todo lo que haces por todo el ciclismo en general, y por buscar siempre con tus fotos y crónicas la igualdad entre hombres y mujeres.

No hay comentarios