Lutsenko se corona en La Ermita de Santa Lucía


Una escapada ha sido la protagonista de la primera llegada en altura de la 72ª edición de La Vuelta, en una etapa de 175,7 kilómetros de recorrido hasta la Ermita de Santa Lucía, en Alcossebre, donde Alexey Lutsenko (Astana), el primer kazajo en ganar etapa en La Vuelta desde 2006, ha sido más fuerte que sus compañeros de fuga. El líder Chris Froome (Team Sky) ha aprovechado este final inédito para poner a prueba a sus rivales y ha conseguido algunos segundos más para afianzarse en el primer puesto de la general.

Julian Alaphilippe (Quick Step), Rubén Fernández y Marc Soler (Movistar Team), Michael Schwarzmann (Bora-Hansgrohe), Alexis Gougeard (Ag2r La Mondiale), Davide Villella (Cannondale-Drapac), Marco Haller y Matvey Mamykin (Katusha-Alpecin), Matej Mohoric (UAE Team Emirates), Alexey Lutsenko (Astana), Valerio Agnoli (Bahrain-Merida), Jérémy Maison (FDJ), Merhawi Kudus (Dimension Data), Lluis Mas y Héctor Saez (Caja Rural-Seguros RGA), Michel Kreder (Aqua Blue Sport) y Jetse Bol (Manzana-Postobón) han sido los 17 protagonistas de la escapada que ha marcado la 5ª etapa de La Vuelta y que se ha jugado la victoria en la inédita llegada en alto de la Ermita de Santa Lucía (2ª categoría).

Ha sido una etapa de perfil sinuoso, con cinco puertos y 2733 metros de desnivel positivo que han servido a Davide Villella (Cannondale-Drapac) consolidar su maillot de líder de la montaña gracias a pasar en primer lugar los cuatro puertos de paso del día: el Alto del Desierto de Las Palmas, el Alto de Cabanes, el Coll de La Bandereta y el Alto de La Serratella. Ha sido después de esta última dificultad que el potente Alexey Lutsenko (Astana) ha comenzado a fraguar su victoria de etapa, destacándose junto al austríaco Marco Haller (Katusha-Alpecin), con quien han colaborado hasta el pie del puerto final.

Ha sido en las primeras rampas de la subida situada en la localidad de Alcossebre que el kazajo ha dejado atrás a Haller y ha acabado imponiéndose en solitario en meta, logrando así ser el primer corredor de su país en lograr una victoria de etapa en La Vuelta desde que su actual director de equipo, Alexander Vinokourov, lograra tres etapas y la general final en 2006.

El actual líder de la carrera, Chris Froome (Team Sky) ha vuelto a poner a prueba a sus rivales con un ataque en el último kilómetro que le ha hecho entrar en meta junto a Alberto Contador, Esteban Chaves y Michael Woods y lograr así unos segundos de ventaja frente a sus principales rivales en la general: ahora tiene a Tejay Van Garderen (BMC) a 10 segundos y al mismo Chaves (Orica-Scott), a 11.

"Mi victoria más bonita"

Para Lutsenko “lsta subida final era muy dura. Yo he atacado antes y prácticamente he llevado yo todo el peso. Al final, el corredor del Katusha (Marco Haller) me ha ayudado un poco. Además, hacía viento de cara. Estoy muy contento, ha sido una etapa bonita. Es una gran vuelta y La Vuelta es una gran carrera. Vine por primera vez en 2014 y ya fui segundo en una etapa. Esta es la victoria más bonita de mi carrera hasta ahora. Tuve una dura caída en el Tour de Francia. Me pude recuperar y hablé con mi equipo para venir. Entrené bien para La Vuelta y ahora estoy en buena forma. Además, también estoy aquí para prepararme para los campeonatos del mundo”

Por su parte, el ratificado líder de la general La Vuelta, Chiss Froome comentaba: “Si hubiera sabido al principio de la etapa que el final hubiera acabado como ha acabado, lo hubiera firmado. Mirando las diferencias en la general, podemos decir que está tomando forma a pesar de que fuera solamente una subida de 3 kilómetros. Creo que puedo estar contento con ello y con el trabajo que han hecho mis compañeros. Estoy orgulloso haber superado el Tour y volver a La Vuelta en buena forma.  Cada vez veo más cosas de mis rivales. Esteban Chaves parece ser el escalador más fuerte. Obviamente, Alberto Contador también ha hecho una gran etapa hoy. Tejay Van Garderen todavía está en la pelea, y con Nicolas Roche, los BMC tienen dos opciones a jugar. Me ha sorprendido ver a Vincenzo Nibali y Fabio Aru perder algo de tiempo, igual que Romain Bardet. Sin embargo, es una carrera larga e imagino que será una carrera diferente en la alta montaña”

Mañana se disputa la sexta etapa entre Vila-Real y Sagunt, de 198 kilómetros, una jornada media montaña, y propicia para las escapadas, aunque la subida al Garbí (2ª) puede reagrupar una selección que se dispute la victoria, pero todo dependerá de la solidez de la fuga.

Fuente: Prensa La Vuelta

No hay comentarios