Manual para subir montañas

Hace tiempo, leí una frase de un corredor que me impactó. Decía así: “Sí, soy escalador. Yo prefiero sufrir; me repongo en la montaña y busco las cuestas para disfrutar el dolor. Eso, para mí, es el ciclismo”.

A raíz de esto me dio por pensar,  ¿y yo? ¿Soy una escaladora? Es cierto que nos parecen más interesantes las subidas. Todos sabemos que esas etapas en las grandes vueltas que son completamente llanas nadie las ve enteras. Pero, cuando nos encontramos delante de un puerto preparados para subirlo no es tan fácil. Vemos como la montaña es más grande de lo que nos habíamos imaginado, que no es lo mismo saberse los datos de la pendiente que hacerla y que para desgracia nuestra, no tenemos las mismas piernas que Pantani o Nairo Quintana. Por eso he ideado este manual, para que nos ayude a subir con éxito y llegar lo más alto posible.

En primer lugar, debemos elegir bien nuestra montaña. No nos vale cualquiera.  Vamos a pasarnos un buen rato subiendo, por lo tanto hay que elegir bien. Tiene que ser una que esté a nuestro alcance, no podemos permitirnos el primer día subir el Tourmalet. Es como en los sueños, debemos ir poco a poco.

En segundo lugar, recomiendo aprender de quien ya ha subido por allí. No eres el único a quien se le ha ocurrido la maravillosa idea de pedalear  por esos caminos.  Pedir consejo nunca está de más. Siempre pueden ayudarnos, contarnos claves y motivarnos ¿por qué no? A subir más rápido que ellos.

Una vez subidos a nuestra bicicleta y llegado el momento de comenzar la ascensión toca armarse de paciencia. El camino va a ser largo. Un objetivo nunca es fácil si de verdad vale la pena. Así que, respira hondo, sonríe y prepárate para disfrutar, que en realidad es lo que has ido a hacer.

Durante el recorrido te irás dando cuenta de que el  paisaje cambia, aprovéchalo. En los momentos más inesperados solemos fijarnos de las cosas más bonitas. Vale, debes ir centrado en subir, no te lo niego. Pero no debes obcecarte. Disfruta del camino, de su vegetación, desfiladeros, piedras…solo así llegarás a la conclusión de que lo importante no es  llegar a la cima. Sino disfrutar llegando a ella.
Además, debes hacer caso a tu cuerpo. Bebe agua, tómate algún gel o barrita y así evitaremos  pájaras inesperadas que puedan estropearnos el día. Ten la cabeza fría, siempre. Tienes un objetivo y vas a conseguirlo así que nada de venirse abajo, de “no lo voy a conseguir" o “voy muy mal". No has llegado hasta aquí parar rendirte así que sigue subiendo como tú sabes.

Una vez que veas que estás llegando, prepárate para pedalear un kilómetro más. Me explico: el camino siempre se nos hace más largo de lo que de verdad nos esperamos, por lo tanto si nos preparamos para un kilómetro más, será más difícil que el camino se nos haga más largo de lo que debería. Además, como estás dispuesto a llegar lejos, seguro que no es un problema.

Y por fin llegas. Es hora de celebrarlo. Toma aire y disfruta. Ten en cuenta que el llegar arriba no supone un final sino el comienzo de otra nueva aventura. No te olvides de contar tu historia, eso ayudará a tu confianza y te hará sentir bien contigo mismo. Además de que puede servir como experiencia a otras personas.

Y se me olvidaba la más importante a mi parecer. No tengas miedo. Muchas veces nos hemos quedado con las ganas de hacer algo solo por el hecho de tener miedo a no conseguirlo. Ten confianza en ti mismo. Recuerda: “El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”.

Referencia

Cristina Arconada
Estudiante de Periodismo e Historia
Ciclista equipo EnBici (MTB, ciclocross y carretera)
twitter: @CrisBiciclista
facebook: https://www.facebook.com/cristina.arconada.9

6 comentarios:

  1. Impresionante. Sabes nunca pensé que tú me darías estos consejos tan buenos que, no son solo válidos para la bici, que también, sino para la vida. Gracias.
    Ester.

    ResponderEliminar
  2. Si, es verdad, yo me considero escalador, para mi una carrera que no tenia cuestas no era una carrera, yo las disfrutaba( y disfrutaba que los demas se quedaban)para muchos es dificil que te entiendan, muchas veces me desplazaba a un alto de montaña solo por el placer de subirlo, creo que si no fui el primero, fui de los primeros en subir a LA BOLA DEL MUNDO, todavia recuerdo la cara de sorpresa del guardia civil que habia en la puerta de las antenas de TVE.

    Con los años y dejada la competicion, me dedique a buscar toda cuesta que existira, luego vino la bicicleta de montaña( creo que fui de los pioneros) y buscar todo lo que se podia subir por la sierra de Madrid, luego los Pirineos( subidas de 50 o mas Km.)y siempre con la filosofia que nos quieres mostrar en tu escrito.

    Un saludo Pedro navazo ( ciclista muy veterano)

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo!
    Además, en muchas ocasiones se trata de superarnos a nosotros mismos y luchar contra esa voz que te dice que abandones

    ResponderEliminar
  4. It was a very good post indeed. I thoroughly enjoyed reading it in my lunch time. Will surely come and visit this blog more often. Thanks for sharing. 메이저사이트

    ResponderEliminar
  5. That was an excellent article. You made some great points and I am grateful for for your information! Take care!
    경마
    온라인경마

    ResponderEliminar
  6. I was actually captured with the piece of resources you have got here. Big thumbs up for making such wonderful blog page! 토토사이트

    ResponderEliminar